¡Oye subescapular! ¡Que no te roben tu protagonismo!

El subescapular es un músculo guay donde los haya, un amigo de los que no te fallan, parece un bombero preparado para apagar cualquier fuego en la articulación glenohumeral…. sólo se le puede achacar una cosa: su timidez le lleva a perder el protagonismo en determinados movimientos. ¡¡Pero bueno!! ¿Qué ha hecho este músculo para merecerse tantos…