¡Fuera DRIG!: El entrenador héroe.

¡Fuera! ¡ust!! ¡¡que te vayas chucho feo!! El DRIG es una de las peores compañías que se pueda encontrar el hombro, así que más vale sólo que mal acompañado. ¡Fuera! Ya hemos visto en la historia anónima de un hombro lanzador, que la aparición del DRIG puede tener un desenlace fatal. El entrenador que sepa guiar…