Tengo una pesadilla: me lesiono por octava vez el bíceps ceps femoral.

La peor pesadilla que he tenido últimamente es que mi bíceps femoral vuelve a sufrir una distensión o rotura fibrilar.  Pero lo peor es que cuando estoy despierto siento que hay muchas probabilidades de hacerse realidad,  mi vida deportiva se ha convertido en una obsesión con los isquiotibiales. Si no queremos tener esta pesadilla, debemos crear las…