El denostado, calumniado, agraviado, vilipendiado,…. PIRAMIDAL

El  ofendido, insultado, injuriado, ultrajado…. PIRAMIDAL. No es un santo, pero tampoco un demonio. Gran parte de la culpa de su mala imagen se debe a que se le ha atribuido la culpa de todo el síndrome glúteo profundo durante muchísimos años, incluso hoy en día se sigue hablando de síndrome del piramidal cuando no…