Entrenamiento para la mejora de los cambios de dirección; INCERTIDUMBRE

La mayoría de acciones que requieren de un cambio de dirección no son predecibles, sino que debemos realizarlas para adaptarnos a un ambiente (adversario, balón, compañero…) que está en constante cambio. Por ello, es necesario que se incluyan ejercicios en los que trabaje la respuesta a estímulos inesperados. Leukel C y sus colaboradores (2012) mostraron…