EL DESCARRILAMIENTO DEL TREN INFERIOR

Imagínate que nuestro tren inferior es un tren donde la locomotora con su maquinista es la cadera y las ruedas son el pie-tobillo; Este tren inferior tiene la pequeña manía relativamente habitual de descarrilar. Con la cadera haciendo de locomotora, se puede producir un descarrilamiento, casi siempre hacia aducción y rotación interna14,17,21,24,25, precisamente la musculatura…