vamos glúteo, salva a mi sacroiliaca

VAMOS GLÚTEO, ¡SALVA A MI SACROILÍACA!

Caminar a menudo se ve comprometido en personas con trastornos lumbares, alteraciones de cadera o disfunción sacroilíaca. Esta última, implica una coactivación reducida del glúteo mayor y el latísimo del dorso contralateral, que son fundamentales en la estabilidad articular durante la marcha, como vimos en la anterior entrada: ¿Qué deberíamos saber sobre la articulación sacroilíaca?…