¿es necesario entrenar con dolor?