La variabilidad en el entrenamiento fomenta el uso de focos externos de atención y aumenta el aprendizaje motor. 

La variabilidad y el foco de atención son dos variables que si bien durante muchos años han sido olvidadas por los entrenadores, cada vez son más los que las tienen presentes a la hora de diseñar sus sesiones de entrenamiento. Y es que cada vez es más evidente la importancia que juegan en el rendimiento…